Se Confino A La Población Porque No Sabíamos Que Hacer

Y entre estos países donde el COVID no parece haber amado hincar el diente (o mucho más bien, la proteína) destaca por méritos propios Mongolia, que no es que no tenga varios muertos víricos, sino no posee completamente ni uno solo . Este fin de semana se ha cumplido un año desde el instante en que el presidente del GobiernoPedro Sánchez decretara el estado de alarma nacional y un confinamiento domiciliario para llevar a cabo frente a la propagación de la COVID-19. Una resolución que inmovilizó por completo el país y que nos llevó a pasar más de un par de meses sin poder salir de nuestro hogar salvo por fundamentos de extrema necesidad como ir a trabajar, salir a llevar a cabo las compras o pasear al perro. «Si hubiésemos tenido la experiencia de un confinamiento en la primera ola, indudablemente tampoco habría sido igual», manifiesta, añadiendo que «que alguien salga solo de casa no supone un riesgo para el resto, pero durante el confinamiento había mucha presión a fin de que este suceso no se generara».

Si bien un “corta y pega” de los chinos nos hubiese ahorrado desazones innecesarios y acelerado la recuperacion frente al virus, hay lo dejo. Es una gran seguridad que antes o después la realidad sale a la luz, la pena es todo el padecimiento que conlleva hasta que exactamente la misma brota, las mentiras que se cuecen y la información que se esconde, en un ejercicio de falta de transparencia total, pues yo no se ustedes, pero servidora elige cien ocasiones antes la realidad sin florituras que una serie de mentiras piadosas. La verdad es que precisan tensar la situación para movilizar al votante de la izquierda que verdaderamente no sabe a quien votar y prefiere estar en su casa. En una entrevista efectuada por el mallorquín Joan Carles March, de la Escuela Andaluza de Salud Pública, Fernando Simón aceptó que el confinamiento de la primera ola se hizo por el hecho de que no sabían qué hacer. El asunto del empleo de las máscaras asimismo fue abordado por el director del Centro de Coordinación de Notificaciones y Emergencias Sanitarias admitiendo que han generado bastante enfrentamiento y matizando que siempre se dijo que ayudaban a mantener a raya los contagios, pero que si no se aconsejaron con mucho más fuerza es porque esos materiales eran pocos o, simplemente, no había.

se confino a la población porque no sabíamos que hacer

Situación mas preocupante, por la cercanía, la de Fuentespina; que, a falta de mas información, paso a riesgo MUY ALTO la incidencia de 7 días. Las medidas afectan a las altas incidencias de ciudades con mucho más de 5.000 habitantes. La de Aranda de Duero, en la Ribera del Duero, no se verá perjudicada por estas limitaciones, ya que los datos son bastante buenos. Y aunque formalmente no está probado con todo el rigor que la ciencia occidental siempre se exige, lo cierto es que hay una hipótesis que explicaría el porqué de que, en esta segunda ola, España no presente una mortalidad tan alta como en la primera, y que se nos esté dando comparativamente mejor en relación a nuestros vecinos europeos tras las abismales diferencias de marzo, abril y mayo. Esta hipótesis aún sin corroborar puede ser que efectivamente unos escenarios altos de vitamina D minimicen la gravedad de la afección del Coronavirus.

Fernando Simón: «se Confinó A La Población Por El Hecho De Que No Sabíamos Qué Realizar»

Pero la confesión más esencial fué que el confinamiento poblacional decretado a partir del 15 de marzo del año pasado podría haberse eludido. En otro momento de la entrevista, el director del Centro de Coordinación de Notificaciones y Urgencias Sanitarias del ministerio de Sanidad resaltó que “nuestro sistema de Atención Principal no estaba bien dimensionado en cuanto a expertos” para realizar en frente de una crisis sanitaria de estas especificaciones. Vamos a confiar que los datos de ayer pertenezcan en parte a algún reajuste por las vacaciones. De lo contrario, la situación privilegiada que nos divertimos, la perderemos en una semana. Y es que Aranda cuenta hoy en día con una incidencia de 27 en los últimos 14 días y de 12 en los últimos 7 días (27/12).

se confino a la población porque no sabíamos que hacer

Dicho eso, es cierto que desde el Estado nunca vamos a poder ni pienso que debamos tener reservas estratégicas para toda la población. Nuestras reservas estratégicas (…) tienen que dirigirse a asegurar la autosuficiencia durante un periodo de tiempo, no larguísimo pues tampoco se puede puesto que serían millones de mascarillas, de guantes, de batas que se gastan todos los días en España. Por consiguiente tenemos la posibilidad de garantizar una alguna cantidad durante un intérvalo de tiempo pero tenemos que hallar mecanismos a fin de que en ese intérvalo de tiempo se puedan conseguir los mecanismos de aprovisionamiento”, distinguió. En verano ya se realizó un primer estudio hospitalario serio, aunque con una exhibe relativamente pequeña, que apuntaba empíricamente a la relación entre la vitamina D y la no dureza de la enfermedad.

Y contrarían una vez más a esos sectores que prosiguen insistiendo durante los meses en que el principal problema de la pandemia en España ha sido derivado de los recortes en Sanidad. A propósito, unos recortes que parecen olvidar que además sobrevinieron como fatídica consecuencia tras aquella crisis inmobiliaria de 2008 cuya pura existencia Zapatero negó por activa y pasiva, cayendo en la mucho más dañina inacción y perdiendo un tiempo y después un dinero preciosos. Porque, posteriormente al pinchazo, el “ocurrente” expresidente nos “regaló” una de esas clásicas escapadas hacia adelante que no traen prácticamente nunca nada bueno, y lo hizo preso de la improvisación mucho más ineficaz con aquel Plan Y también, que sólo supuso tirar por la ventana a paladas un dinero que necesitábamos como el tomar para reactivar la economía. De aquellos polvos, los lodos de los recortes posteriores para enderezar la maltrecha economía, que entró en la UCI con aquel obviado estallido de la aciaga burbuja inmobiliaria. Pero aún de esta manera, aunque esos recortes en sanidad hayan podido llegar a tener obviamente algo de influencia, ni muchísimo menos han demostrado ser la causa mayor de las montañas de muertos apilados en aquellas pistas de hielo, que hicieron las ocasiones de tanatorios improvisados en lo peor de la pasada primera ola. Ahora hay países que prosiguen brillando por los datos que arrojan sus cifras pandémicas, e inclusive países que sorprenden por contar con una sanidad incluso deficiente, pero que sin embargo chocantemente no muestran apenas fallecidos por Coronavirus.

Caso Abierto

Ello además de esto redundará en que la devastación económica y el desempleo también puedan terminar siendo otra causa muy importante de una mortalidad adicional que, aunque no sea estrictamente consecuencia de la infección vírica en sí misma, sí que lo sería de la consiguiente infección económica. Además, otro de los pilares escenciales del caso de éxito mongol está en esos tests y en esos rastreadores que en España de manera inexplicable tardaron largos meses en llegar (y específicamente la aptitud de rastreo estuvo dejando mucho que desear en España hasta hace bien poco). Asimismo empezaron en Febrero a traer de vuelta a casa a los emigrantes mongoles en el extranjero y a hacerles tests a todos; mientras, en España terminamos de imponer hace tan sólo unos días los tests obligatorios en los aeropuertos.

En primavera era tan sólo una fácil estadística la que mostraba que los pacientes con la vitamina D alta difícilmente acababan falleciendo, e inclusive apenas ingresaban en la UCI. Aquí no se puede hacer el sistema chino (cerrar barrios con vallas, puertas de acceso a los edificios con policía para no dejar salir a nadie, pequeños containers para llevar a cabo de cárcel individual, ….) por el hecho de que no somos un país que pueda parar una parte de su tejido económico. Sobre la primera ola, ha reconocido que se podría haber eludido el confinamiento «caso de que hubieran tenido una experiencia previa». En este sentido, ha destacado que «se realizó por el hecho de que había muchas incógnitas sobre qué medidas servirían y cuáles no». Su finalidad es realizar una labor informativa, de sensibilización y concienciación popular en la Comunidad respecto a las medidas básicas de prevención y autoprotección para frenar la expansión de la COVID-19. A la luz de las últimas cantidades y teniendo en cuenta las recomendaciones de la ministra de Sanidad tras el último Consejo Interterritorial celebrado en la Red social el pasado jueves, la Junta considera más que necesario ofrecer un nuevo impulso a este protocolo.

Nuevamente con los muertos contándose por cientos cada día, más allá de que no vemos actualmente la mortal virulencia que el Coronavirus mostró en primavera, lo cierto es que en España poco parece que hayamos aprendido de todas y cada una aquellas de decenas de miles de vidas que fueron segadas antes de tiempo. Y es que, tras hacer en frente de otras crisis como la del ébola, Fernando Simón tuvo que ofrecer el máximo para frenar una pandemia que, a día de hoy, ha contagiado a más de tres millones de personas en este país y acabado con la vida de72.258. Las declaraciones de Fernando Simón en un reportaje con un colega diciendo que “se confino a la población pues no sabíamos que llevar a cabo” debería entrar en los libros de historia de las incapacidades intelectuales de un gestor de crisis. Imaginen esa respuesta frente a un Juez o en cualquier sitio de responsabilidad profesional. “Nuestro sistema de AP es algo que pocos países tienen, un equipo de primera línea que actúa como una barrera, tan fuerte, tan buena y tan exitosa como la que tuvimos nosotros y se vió precisamente en esta pandemia que estuvimos esquilmando o finalizando con ese recurso tan bueno que teníamos.

Yo pienso que es clave, ya no por cuestiones puramente sanitarias desde el punto de vista medico asistencial, si no porque son nuestra primera entrada de comunicación y de formación de nuestra población y pienso que eso debíamos haberlo hecho desde mucho antes”, añadió. El confinamiento poblacional decretado desde el 15 de marzo del año pasado podría haberse evitado. De esta forma lo aceptó Fernando Simón, cara aparente de la pandemia y directivo del Centro de Coordinación de Señales y Emergencias Sanitarias del ministerio de Sanidad en el transcurso de una entrevista que le efectuó el mallorquín Joan Carles March, de la prestigiosa Escuela Andaluza de Salud Pública.

Mongolia, Un País Sin Una Sola Víctima Por Coronavirus, Tiene Muchas Enseñanzas Que Ofrecernos

Sus evidencias fueron además más tarde afirmadas por otro estudio parejo que arrojó exactamente las mismas conclusiones, y que además asimismo explicarían el porqué de que los hombres mueran mucho más que las mujeres por COVID-19, ya que frecuentemente tienen escenarios mucho más bajos de esta vitamina. Y sin esperar para nada finalizar desde estas líneas algo que sobrepasa nuestras competencias y nuestras habilidades, lo cierto es que sí se puede recalcar que exactamente a la vuelta del sol de verano es cuando los ciudadanos contamos de manera natural la vitamina D bastante alta. Ello sería una posible explicación al misterioso porqué de que en este momento tengamos menos de la mitad de muertos al día que en lo peor de la primera ola, algo que por supuesto tendrá que ser refrendado con mayor rigor por mucho más estudios serios y con mayor base experimental. Porque quizás los datos de primavera y de ahora no sean comparables, básicamente por el hecho de que entonces no disponíamos de exactamente los mismos medios ni protocolos de detección del número de inficionados que disponemos hoy, pero la verdad es que en este caso “la prueba del algodón que no engaña” son las cifras de muertos, y estas son ahora sensible y demostrativamente muy inferiores en España y en otros países.

“Sí que creo que podríamos haber presionado mucho mas internacionalmente, específicamente a la OMS y a China, para tener mas información antes y de mayor calidad. Algo seguramente ocultaría, algo que desearían verificar y eso retrasa la información, pero yo creo que no escondieron mucha. Sí que pienso que en algunos casos no tenían bastante y en momentos claves no se realizó el esfuerzo en todo el mundo.

Sánchez Y Torra: ¡En Este Momento España!

Pese al hermetismo y del misterio informativo con el que China envolvió todo el tema de la pandemia desde sus comienzos, en cuanto en Mongolia presupusieron lo que podía estar sucediendo en la vecina China, se pusieron veloces y veloces manos a la obra. De esta forma, tan rápido como el diez de Enero ahora lanzaron su primera alarma pública sanitaria, aparte de empezar a obligar ahora a sus ciudadanos a llevar mascarilla. Sí, esas mascarillas que aquí cuatro meses después todavía nos proseguían diciendo que no era necesarias e inclusive que eran contraproducentes (¿¿¿???), y que aún ahora los negacionistas insuflados de propaganda prosiguen rechazando tajantemente. Esos campos defienden visceralmente que las máscaras generan todo tipo de perjuicios para la salud, y lo hacen sin dar sonrrojantemente ninguna demostración ni evidencia a nivel científico que se precie, aparte de argumentar que las maquiavélicas mascarillas generan “horribilísimas” afecciones inaguantables (¿¿¿???). Semeja que nuestro planeta de hoy día o se ha poblado de súbito de “blanditos”, o bien que existen muchos que no tienen la capacidad de hacer ni el más mínimo sacrificio en pues del bien común y de salvar decenas de miles de vidas extrañas.

Al igual que ya lo hicimos en primavera, de nuevo insistimos (para los mucho más obcecados) en que Grecia tiene un sistema sanitario asolado por la crisis, con prestaciones y asistencia tanto primaria como hospitalaria muy deficientes, y que están a años luz de la alta calidad en posibilidades y en cobertura del sistema sanitario español. Pero esa situación extrema de la sanidad en Grecia, no logró sino poner en guardia a sus líderes desde el primer momento, sabiendo ver la que se les podía venir encima con una pandemia que sabían que no eran capaces de gestionar sanitariamente. Los líderes helenos optaron por la prevención y por la precaución extrema, y se lanzaron a administrar de manera eficaz la pandemia desde el minuto cero, por el hecho de que sabían que era su única opción. Y el asunto les resultó bien, por el hecho de que además de esto entonces los datos revelaron cómo precisamente la gestión precautoria fué el principalísimo factor que ha distinguido con una insalvable brecha a los países que optaron por ella, y que de este modo se han mantenido mucho más a salvo del Coronavirus.

En Fuentespina no dan datos pero podemos deducir que la IA está entre 125 y 150 lo que equivale a 1 positivo. Sería preocupante si es un individuo mayor que solamente sale del pueblo pero si es alguien joven que se desplaza por la comunidad. Con el apunte de positividad tenemos la posibilidad de intuir que se han hecho test a su ambiente y dieron negativo. Entramos un nuevo paciente en el Santos Reyes Y si contemplamos las dos zonas de la región, las dos recularon un nivel , quedando el Norte con riesgo BAJO y el Sur con Peligro MEDIO.